Vesak es el festival más importante para los budistas en todo el mundo. El Señor Buda nació, se iluminó y murió en la luna llena de Vesak.

Normalmente, las calles y los edificios de Sri Lanka están todos iluminados con miles de luces, mucho más que en Navidad, y con linternas colgadas por todas partes, especialmente en las entradas de los templos. Las casas también están decoradas con estos faroles. Grandes faroles hechos a mano se exhiben en el centro de las ciudades, que dan vueltas y vueltas.

La gente sale a visitar los templos, completamente engalanada. Hay colas en varios puestos donde se ofrecen comida, bebidas e incluso helados de forma gratuita. Las personas al lado de su casa, de cara a la carretera, ofrecen más comida y bebida a todos los que pasan.

Es un día para ir a los templos, y de noche se pasea por calles iluminadas.

Pero este año, por segunda vez consecutiva, los habitantes de Sri Lanka no tienen Vesak. El año pasado sufrimos ataques con bombas y por razones de seguridad, todos los actos y eventos fueron cancelados. Este año estamos confinados con Covid-19 y ni siquiera hemos podido decorar y poner las luces como todos los años.

Por lo tanto, todos los srilankanos celebramos Vesak 2020, espiritualmente en la privacidad de sus hogares.

Categories: Eventos

0 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *